أخبار العالم

Golosos gozosos / El Condimentario – Gastronomía – Cultura

Me gusta comer rico. Se preguntarán: ¿y a quién no? Haciendo cara de que qué comentario tan chimbo. Pues no a todos. A lo largo de mi corta o larga vida –depende de quien lo vea, porque si es para buscar trabajo dejé de ser joven a los 30– he conocido personas que no sienten placer por comer, solo se alimentan. Otros lo hacemos para nutrir el espíritu. Una cosa es calmar el hambre y otra premiar el paladar. Pobres almas.

Vivo en función de la comida, porque soy cocinera y porque veo la vida a través de ella. Para dicha de golosos, tragones y sibaritas es un hecho que la oferta gastronómica en Bogotá es cada vez más amplia y diversa. Las dos preguntas que con frecuencia me hacen son: ¿Qué has probado últimamente y cuál restaurante recomiendas? He decidido, a modo de regalo de fin de año, compartir una guía personal de restaurantes con sugerencias de qué pedir para ir a la fija y no fracasar en el intento. No se trata únicamente de saber hacer buñuelos, sino de conocer donde venden los mejores. Arranquemos:

Les Amis Bizcochería: es una fabulosa y premiada pastelería con aires clandestinos a la que se entra por un desolado garaje, hay que ir por sus empanadas argentinas de carne cortada a cuchillo. Sublimes.

Gaspar: en el corazón del Parque de la 93 y con una agradable terraza este lugar tiene la más rica ensalada de pato desmechado servida con huevo pochado y escamas de queso parmesano.

La Toscana Trattoria con vista al parque del Virrey, es un sabroso italiano con enorme horno de leña del que salen las más increíbles lasañas boloñesas.

Lorenzo Gyros
: el de falafel con papitas fritas adentro, mucho tzatziki y hummus. Perfecto para pedirlo a domicilio y a la hora del almuerzo.

Agadón: la proliferación de lugares de alitas de pollo es impresionante, pero a mi juicio, ningunas superan a las de este restaurante. Vienen fritas y son jugosas. Sugiero ordenarlas con la salsa bbq o picante aparte, para mantenerlas crocantes.

De Raíz: un sitio vegano ubicado en la nueva zona gastro de la 65 con 4. Los Nachos y la torta de chocolate con el ‘pumpking latte’ son perfectos para tardear.

Panadería Santamaría
: En las Torres del Parque es una clásica panadería y cafetería de barrio. Huevos, tamales, caldo de costilla con ojitos flotantes de grasa y cilantro, pan de rollo, roscón con bocadillo, café con leche y jugo de naranja. Desayuno de campeones y glotones.

Gitane: el nuevo hijo de un reconocido grupo de restaurantes. El postre de texturas de chocolate es tan sabroso y adictivo que ni se les ocurra ordenarlo para compartir y cucharear en grupo. Cada niño con su boleta.

Arepas la Reina: De dos venezolanos para consentir paladares locales. Arepas caseras de puro maíz, rellenas, como es tradicional en Venezuela. La pabellón, y mejor si es con masa de chicharrón, arregla cualquier mal día.

Barra chalaca: peruano hasta los tuétanos. El Pisco mule (ganador del festival de Piscos) y siempre un ceviche, cualquiera pero siempre.

La temporada de vacaciones es la época ideal para para gozar y descubrir sabores. Felices fiestas y buen provecho.

MARGARITA BERNAL
Para EL TIEMPO
Twitter: @MargaritaBernal
www.elcondimentario.com




Source link

الوسوم

مقالات ذات صلة

زر الذهاب إلى الأعلى
إغلاق