غير مصنف

La verdad sobre si comer menos hace que tu estómago se reduzca

[ad_1]

Llega la boda de tu prima y quieres caber en el vestido- Quien dice la boda también puede hablar del verano, o porque simplemente no te encuentras bien con tu propio cuerpo y decides llevar a cabo un cambio. ¿La solución más rápida y efectiva?, Dejar de comer, piensas. Cuanto menos comemos, como es lógico, menos necesitamos y de repente ya no tenemos tanta hambre. ¿Se nos ha reducido el estómago?

Pues, por mucho que tu madre te lo asegurase en tu más tierna infancia (si lo hacía), no es cierto. Todos hemos escuchado eso acerca de cómo reducir el consumo de calorías hace que, con el tiempo, tu estómago se reduzca y se llene con porciones más pequeñas. Si suena ridículo, eso se debe a que lo es, dicen los expertos.

El increíble estómago menguante

Es un órgano hecho para estirarse, aunque es capaz de volver rápidamente a su tamaño normal después de un gran banquete. Sin embargo, señala el gastroenterólogo Nitin Kumar, no va a disminuir aunque empieces a comer mucho, pero que mucho menos.

Y un hecho que quizá te llame la atención: ¡todos los estómagos son del mismo tamaño, independientemente de lo mucho que comamos! De hecho, la mayoría de nosotros tendemos a sentir más hambre cuando reducimos nuestra ingesta calórica.

“Tu cuerpo comienza a pensar que te estás muriendo de hambre, así que obtienes múltiples respuestas fisiológicas y hormonales para intentar recuperar tu peso”, dice Kumar. Tu sistema se inunda con la hormona del hambre, conocida como grelina, lo que hace que la comida sea aún más difícil de resistir. Al mismo tiempo, la temperatura de tu cuerpo y la tasa metabólica disminuyen en un intento por conservar la energía”.

Da igual la talla que usemos, el estómago de todos los seres humanos mide lo mismo

Por tanto, reducir de golpe las calorías y no comer nada no es la mejor manera de perder peso, puesto que luego llegará el temido efecto yo-yo. Al cortar drásticamente tus porciones, no solo no encogerá tu estómago sino que será contraproducente. Y encima pasarás mucha hambre, no parece que merezca la pena.

¿Significa eso que es imposible perder peso? No, por supuesto. De manera gradual, restringiendo poco a poco las calorías, conseguirás mejores resultados. Es cierto que una vez que el estómago se acostumbra a tomar menos comida, no la necesita. Es un músculo, al fin y al cabo, y si no se usa tanto “pierde fuelle”. Consumir porciones más pequeñas puede, además, ayudar a restablecer el “termostato del apetito”. Así será posible no sentir tanta hambre y que te sea más fácil sostener un régimen. Pasito a pasito se hace el caminito, como bien dicen.

[ad_2]

Source link

الوسوم
اظهر المزيد

مقالات ذات صلة

زر الذهاب إلى الأعلى