غير مصنف

Pablo Alarcón, un cocinero que regala risas por partida doble

[ad_1]

¿Cómo arrancó la temporada? “Muy bien”, aseguró Alarcón, quien agregó: “La gente no para de reirse en el teatro cuando viene a ver ‘40 Días y 40 Noches’. Es una obra muy actual que nos pone a reflexionar a todos, con mucho humor, y estoy contento con lo que deja el mensaje. Habla de los valores humanos. Es una obra maravillosa y el autor, Gonzalo Demaría, es alguien muy talentoso. Para mí va a ser un éxito… no sé si de público. El teatro Auditorium, además, es una sala espectacular y el elenco es estupendo. Reencontrarme con Leonor Manso es algo que me hizo decirle ‘sí’ a esta obra porque ella es una amiga muy talentosa”. Por otra parte, se refirió al valor de las localidades al reflexionar: “La entrada general de 250 pesos es accesible para la gente. Y en las más caras hay promos de dos por uno y otros descuentos. Los espectáculos que salen mil pesos no sé como hacen. Si en una familia son cuatro, pagarían 4 mil, más la cena. Y… yo por esa plata prefiero quedarme un día más en Mar del Plata en lugar de ir al teatro si tengo que elegir”.

La producción integral de “40 Días y 40 Noches” le corresponde al Ministerio de Gestión Cultural de la Provincia. En la obra del consagrado y premiado dramaturgo argentino Gonzalo Demaría, una madre y su hijo se reencuentran después de años de no verse. El trae una sorpresa. Pero la de ella es mayor: ha vuelto a ser joven. Igual que el padre. ¿Son síntomas de una enfermedad mental o es un milagro? El hijo tendrá que descubrirlo, ayudado por su novio negro y su ex novia japonesa. Sobre la dirección de Luciano Cáceres, comentó: “Es un placer trabajar con él como director. Ya había visto una obra suya y me había gustado mucho. Se nota que lo apasiona”.

ADEMÁS:

A pesar del boicot, la novela de Calu Rivero arrasó con el rating

La hija de Ewan McGregor volvió a la carga contra él en las redes

Además, Alarcón desembarcó frente al mar con su ya tradicional “El cocinero está frito-Historia brutal de la cocina”. “Es un espectáculo, una comedia musical, en el que la comida es protagonista. Además de escuchar buena música, se cuentan recetas y la historia de la comida”, contó. Arranca desde la manzana de Adán, pasando por el huevo de Luis XV, las torta fritas de Mariquita Sánchez de Thomson, el pastel de papa del General Perón y por supuesto, la pizza con champagne, hasta algunos consejos infalibles. “El miércoles hicimos un risotto que estuvo espectacular. La gente ve el show y come por solo 200 pesos. Es una linda propuesta que después seguiré haciendo en gira por el país durante el año. Siento que le cocino a mis amigos, que no son ni más ni menos que la gente que viene a verme al teatro”, expresó.

¿Qué hacé el actor durante el día en Mardel? Vida tranquila. “A los 25 años llegaba a las 5 de la mañana y me iba a la playa. Ni dormía. Hoy es otra cosa. Me levanto no tan temprano, desayuno y salgo a caminar por la rambla. Después, cuando el sol empieza a pegar me vuelvo, almuerzo, descanso y a las 7 estoy yendo al teatro. Después de la función voy a cenar. Los primeros lunes y martes tuvimos ensayo. Ahora aprovecho esos días para ir a ver a la familia”. Además contó que su mujer, Lucía Galán, estuvo 3 o 4 días y vio el estreno, pero que no se quedó en La Feliz. “Estoy solo. Lucía tiene que viajar a Chile, a México… no puede estar acá”.

En el cierre de la charla, el actor reflexionó: “Estoy en dos espectáculos de los cuales me siento orgulloso, feliz y contento. Lo que me quede de vida merece ser vivido con alegría”



[ad_2]

Source link

الوسوم
اظهر المزيد

مقالات ذات صلة

زر الذهاب إلى الأعلى